fbpx

En breve entramos en el mes de mayo y es por esta época cuando comienzan a abundar las recomendaciones por parte de los especialistas acerca de la importancia del cuidado de la piel frente al sol. Todos hemos oído alguna vez hablar de la radiación solar, de sus consecuencias para la piel y de lo necesario que es emplear protectores solares para minimizar los efectos del sol sobre la epidermis.  Una incorrecta o prolongada exposición al sol puede provocar problemas de salud como quemaduras, insolaciones, envejecimiento prematuro de la piel y, a largo plazo, cáncer de la piel.

Es por todo lo mencionado con anterioridad, que durante los meses de primavera y verano es indispensable tomar una serie de medidas para prevenir los efectos de los rayos dañinos del sol: la radiación ultravioleta (la UVB y la UVA). Entre las principales recomendaciones podemos distinguir el uso de fotoprotectores. Tal y como comentan desde la Academia Española de Dermatología y Venereología: “los fotoprotectores contienen sustancias que detienen parcialmente las radicaciones UV.” A la hora de elegir una crema solar es importante incidir en el Factor de Protección Solar (FPS) que marca el producto y que, en la Unión Europea, se determina a través del método COLIPA.

El FPS Es una cifra que hace referencia al periodo de tiempo que la crema potencia la defensa de la piel frente al sol antes de que se empiecen a producir las quemaduras. ¿Cómo sé qué factor de protección solar debo usar? A continuación, compartimos una serie de pautas a tener en cuenta.

 

Protector solar
Protector solar

Escribir un comentario