fbpx

Por fin han pasado los meses más calurosos del año y hemos entrado en el mes de septiembre. Sin embargo, aún son muchos los rezagados que aprovechan los últimos días del verano para acudir a la playa y disfrutar del mar y del sol.

Aunque los meses fuertes del verano ya se están dejando atrás, no hay que bajar la guardia en lo que a la protección solar se refiere y emplear tanta crema solar como after sun sean necesarios según las circunstancias.

Mitos y verdades de la crema solar

A pesar de que cada vez hay una mayor concienciación acerca de la importancia de proteger nuestro cuerpo de los rayos ultravioleta del sol, aún hay una serie de creencias que no son del todo ciertas.

  • Cuando está nublado no es necesario emplear protección solar. Este pensamiento es completamente erróneo, ya que, a pesar de la existencia de nubes, los rayos ultravioletas del sol se filtran a través de éstas; por lo que pueden incidir en la piel. Es importante destacar que, aunque en invierno sí se puede bajar el número del factor del protector solar, durante los meses veraniegos es preferible utilizar un factor de protección elevado.
  • Cuanto más clara sea mi piel, mayor número de protección solar debo emplear. Esto es verdadero. A pesar de que existen diferentes medidas en los fotoprotectores solares, lo más aconsejable es emplear las que se sitúan de 30 para arriba.
  • Con el agua se pierde la eficacia del protector solar. Esto es falso, ya que actualmente existen productos que son resistentes al agua. Sin embargo, si salimos del mar o de la piscina y nos secamos con una toalla sí que se puede producir la retirada de la crema solar. Tal y como recuerda la Academia Española de Dermatología y Venereología: “Cuando nos frotamos con la toalla se elimina el 80% de la crema”. Por lo que, en este caso, se debería volver a aplicar el protector. Por otro lado, se debe reaplicar la crema cada dos horas si vamos a estar un período de tiempo alto expuestos a los rayos del sol.
  • Las cremas solares tienen fecha de caducidad. Esto es verdadero. Es necesario estar pendiente de la fecha de caducidad del producto, así como del tiempo que el fabricante garantiza el correcto funcionamiento de la crema solar una vez que ésta ha sido abierta. En el caso de que empleemos un protector solar caducado, no nos protegerá del sol de forma adecuada.
  • Se debe aplicar la crema, al menos, media hora antes de estar expuestos al sol. Esto es lo aconsejable, ya que así aseguramos una correcta absorción del producto. Hoy en día los protectores solares como Frezyderm permiten una absorción rápida y segura.

Escribir un comentario