fbpx

La anemia por falta de hierro aparece porque hay bajos niveles de hierro por varios motivos: una menstruación abundante, ingesta insuficiente de hierro, hemorragias internas (úlceras, hemorroides) o problemas para absorber el hierro (celiaquía).1

¿Por qué las mujeres tienen más riesgo de sufrir anemia?1-3

La falta de hierro es el desorden nutricional más común en el mundo. El hierro es un elemento esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Según la OMS en España el 18% de las mujeres en edad fértil presenta anemia por falta de hierro.2

La anemia se puede presentar a cualquier edad y en cualquier sexo, aunque las mujeres en edad fértil tienen mayor riesgo debido a las pérdidas de sangre durante la menstruación. Además, durante el embarazo al aumentar el tamaño del cuerpo con rapidez la cantidad de glóbulos rojos se diluyen y por eso se puede provocar anemia.3

También se ha visto que las mujeres adolescentes que siguen dietas bajas en calorías tienen mayor riesgo de falta de hierro.2

¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

El síntoma más frecuente es el cansancio, otros síntomas son debilidad, dolor de cabeza, palidez, falta de aliento y problemas de concentración.1,3

Hay otros síntomas como frío en las manos y en los pies o dolor en el pecho.3 Es posible que no se presenten síntomas o que sean muy leves hasta que la anemia empeore y los síntomas se hagan más notables.1

¿Qué debes hacer si crees que tienes anemia?

Si te sientes cansada y crees que podrías tener anemia acude a tu médico.1,3 Tras un examen físico y teniendo en cuenta los síntomas que presentes puede pedir un análisis de sangre para valorar si hay déficit de hierro y además descartar que haya otras posibles causas.1,3

¿Se pueden corregir los estados carenciales de hierro?

La falta de hierro impacta sobre la salud, la calidad de vida y el rendimiento en el trabajo y es habitual que se tome poco hierro en la dieta o que el tipo de hierro que se toma no sea el que mejor asimile nuestro organismo.4

Por tanto, se pueden llevar a cabo una serie de medidas que ayuden a manteneres estables los niveles necesarios de hierro mediante cambios en la alimentación, suplementos alimenticios, medicamentos u otras intervenciones según recomiende el médico.1,3

Dentro de los complementos alimenticios, Exeltis ha lanzado ExelVit® Hierro que gracias a la microencapsulación en liposomas del hierro tiene elevada tolerancia digestiva, además en su fórmula también contiene vitamina C (ácido ascórbico) junto a otras vitaminas para aumentar el aporte de hierro.5

ExelVit® Hierro está recomendado para mujeres con sangrados menstruales abundantes, cuadros de malabsorción intestinal de hierro, dietas pobres en hierro, etapas en las que aumentan las necesidades de hierro como el embrazo o la lactancia, cansancio y falta de ánimo por falta de hierro y cuando no se toleran bien otros complementos de hierro.5

Respecto a la alimentación hay algunos componentes que impiden que el hierro se absorba por nuestro organismo y otros que ayudan a su absorción. Por ejemplo no se recomienda tomar suplementos de hierro con leche, bebidas o alimentos con cafeína, alimentos ricos en fibra o antiácidos; en cambio puedes mejorar la absorción de hierro si lo tomas con zumos ricos en vitamina C, como el de naranja.1,2

Para prevenir la anemia por falta de hierro se recomienda tomar alimentos ricos en hierro como carnes, vegetales y cereales integrales enriquecidos con hierro.1,2

 

Bibliografía: 1. Iron Deficiency Anemia-Topic Overview. Disponible en: https://www.webmd.com/a-to-z-guides/tc/iron-deficiency-anemia-topic-overview#1 [acceso: 17/01/2018]. 2. Samaniego-Vaesken ML, Partearroyo T, Olza J, et al. Iron Intake and Dietary Sources in the Spanish Population: Findings from the ANIBES Study. Nutrients 2017, 9, 203; doi:10.3390/nu9030203. 3. National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI). Anemia. Disponible en: https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/anemia-espanol [acceso: 17/01/2018]

Escribir un comentario